La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE) advierte que destruir el acuerdo nuclear con Irán cuando está funcionando no hará el mundo más seguro.

“Desmantelar un acuerdo que funciona no es un buen punto de partida para impulsar nuestros intereses colectivos de seguridad”, comentó el martes Federica Mogherini, jefa de la Diplomacia de la UE, en una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Para la diplomática italiana, el acuerdo nuclear de 2015, suscrito por Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), es una importante aportación a la seguridad colectiva y una forma de evitar la proliferación nuclear.

“Nuestra seguridad colectiva requiere de una sólida estructura multilateral para la no proliferación y el desarme. Esta es la razón por la que la UE seguirá trabajando a fin de preservar el acuerdo nuclear con Irán”, dijo Mogherini. Insistió, además, en que mantener el pacto preservará la credibilidad del CSNU.

 

La diplomática, tras destacar que Irán ha cumplido totalmente con su parte del acuerdo (como ha corroborado la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en 14 ocasiones), aclara que, evidentemente, también se deberían garantizar los intereses económicos de Teherán en el marco del pacto.

“Irán debe cumplir el acuerdo, pero este también prescribe como parte esencial la suspensión de las sanciones relacionadas con el programa nuclear. Así que seguiremos trabajando para que Irán disfrute de los beneficios del cese de los embargos”, matizó Mogherini.

Las declaraciones de la diplomática europea se producen en momentos que EE.UU. ha restaurado las sanciones económicas a Irán tras abandonar en mayo el acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

El resto de los firmantes del pacto no siguió el ejemplo de EE.UU. e intentó mantener vivo el acuerdo. Tras meses de anidar esperanzas, los tres Estados europeos integrantes del pacto lanzaron en enero el Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales), un instrumento para salvar el comercio entre Irán y Europa y sortear las sanciones.

La República Islámica, no obstante, cree que Europa debería hacer mucho más para salvaguardar el pacto, y asegura que se retirará del mismo si este no preserva sus intereses nacionales.

Publicada: miércoles, 13 de marzo de 2019 2:26


FA.- https://tinyurl.com/yy5ywfqy