El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) rechazó cualquier calendario para la retirada de las fuerzas estadounidenses de Siria.

Se aprobó un marco de repliegue para la Operación de Resolución Inherente (OIR, por sus siglas en inglés) que actualmente es ejecutada por las fuerzas estadounidenses, anunció el lunes el portavoz del Pentágono, Sean Robertson.

“Ese marco se basa en las condiciones y no someterá la retirada de tropas a un calendario arbitrario. El marco dependerá de una serie de factores, incluido el clima”, afirmó Robertson.

La Operación de Resolución Inherente es el nombre de una campaña militar de Washington que lanzó en agosto de 2014 supuestamente para combatir el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Siria e Irak.

Desde entonces, EE.UU. ha mantenido una presencia militar en Siria sin ninguna autorización del Gobierno de Damasco o un mandato de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Robertson también sostuvo que el Pentágono proporcionará una “actualización periódica sobre el avance con respecto a los porcentajes del equipamiento militar retirado de Siria”.

La noticia de un marco de retirada se produce pocas horas después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, criticara la cobertura de los medios sobre su decisión tomada el mes pasado de retirar las tropas estadounidenses de Siria –una medida que llevó a la renuncia del exsecretario de Defensa, James Mattis.

Tras el anuncio de retirada de las tropas, los funcionarios de la Administración estadounidense predijeron que la retirada duraría unos 30 días. Pero desde entonces, los funcionarios y militares de alto rango de EE.UU. instaron a Trump a retroceder de su decisión.

El viernes pasado, un alto funcionario del Departamento de Estado dijo que no había “plazo” para el retiro.

El domingo en un viaje a los territorios palestinos ocupados por Israel, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, dijo a los reporteros que cualquier retirada se basaría únicamente en las condiciones sobre el terreno.

Los funcionarios militares estadounidenses reiteraron el lunes que mientras se están llevando a cabo los pasos iniciales de la retirada de EE.UU. desde Siria, la llamada coalición anti-EIIL continúa luchando contra Daesh.

Las autoridades sirias han protestado en reiteradas ocasiones por la ilegal presencia en su territorio de tropas estadounidenses, y han aseverado que Washington ha creado un “agujero negro” con miras a frenar el avance del Ejército sirio frente a los terroristas.

En todo caso, según gran parte de los analistas y políticos, la salida de EE.UU. de Siria también supone una victoria para los países que han apoyado al país árabe en su lucha antiterrorista, como Irán y Rusia.

Publicada: martes, 8 de enero de 2019 6:52


Fuentes abiertas, FA.- https://tinyurl.com/yc89voev 


-