La medida se tomó en varios estados de la República ante el robo de combustible en el país. Cerca de 4.000 elementos del Ejército mexicano y de la Marina Nacional tomaron el control de varias refinerías de Petróleos Mexicanos (Pemex) ante el robo de combustible en el país.

Las Fuerzas Armadas acudieron para resguardar las refinerías de Salamanca, en Guanajuato; Ciudad Madero, Tamaulipas; Minatitlán, Veracruz; Tula, Hidalgo; Salina Cruz, Oaxaca; y Cadereyta, Nuevo León.

Los militares y marinos desplegados en las instalaciones de Pemex, que incluyen centros de distribución y abastecimiento, permanecerán un mes a cargo de la seguridad, según informaron fuentes castrenses a El Universal.

Como parte de la estrategia del Gobierno mexicano contra el 'huachicoleo', como se le conoce al robo de hidrocarburos en en el país, el pasado 27 de diciembre se informó sobre el despliegue de las Fuerzas Armadas en 58 instalaciones estratégicas de Pemex, entre refinerías, terminales de almacenamiento y despacho y estaciones de bombeo.

 

Quejas por desabasto de gasolina

Este lunes, en medio de las quejas por desabasto de gasolina en varios estados de la República, como Sinaloa, Jalisco, Guanajuato, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Puebla, Tabasco y Estado de México, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la medida era necesaria para reducir el robo de combustible en los ductos en donde se transportaba la gasolina.

"Mientras tengamos nosotros el control y podamos resolver los problemas, vamos a garantizar que no tengamos problemas mayores", dijo López Obrador en conferencia de prensa.

El lunes en la mañana, medios locales reportaron que el Ejército inició un operativo de vigilancia en la refinería Ingeniero Antonio M. Amor en la ciudad de Salamanca (centro de México), que incluyó la revisión en la entrada y salida de los trabajadores de Pemex.

"Hoy se va a reforzar el plan de vigilancia de elementos del Ejército en instalaciones de Pemex y vamos a seguir fortaleciendo. Pero se va a normalizar el abasto y, al mismo tiempo, vamos a garantizar que no se roben los combustibles", reconoció el mandatario ante reporteros.

Las pérdidas millonarias

De acuerdo con los cálculos del Gobierno mexicano, el robo de combustible el año pasado significó una pérdida para Pemex de 66.000 millones de pesos (equivalentes a más de 3.407 millones de dólares).

El plan contra el 'huachicoleo' involucra a 15 dependencias federales, haciendo un énfasis en el combate a la corrupción y complicidad al interior de Pemex.

Publicado: 8 ene 2019 01:58 GMT | Última actualización: 8 ene 2019 02:54 GMT


Fuentes abiertas, FA.- https://tinyurl.com/yce74xry 


-