El Comité de Derechos Humanos del Poder Judicial de Irán exige a los reclamadores de DD.HH. denunciar “el arresto ilegal” de una periodista de Press TV en EE.UU.

“La Sra. Marzie Hashemi, destacada periodista de la cadena de noticias en inglés Press TV, ha sido arrestada por el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés). El trato violento y humillante al que ha sido sometida la periodista es una clara muestra del arresto arbitrario, la tortura y la violación flagrante de libertad de expresión”, ha censurado el Comité de DD.HH. de Irán, mediante un comunicado emitido este jueves.

El nuevo acto criminal de Estados Unidos no es una sorpresa, agrega la entidad iraní que evoca que el Gobierno estadounidense tiene tras de sí un largo historial de “crímenes graves contra la humanidad y sus manos están manchadas con la sangre de miles de personas inocentes, especialmente niños”.

El Comité iraní de Derechos Humanos indica que Teherán espera que los países europeos y el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), que afirman ser defensores de DD.HH. condenen esta “medida inhumana” de manera inmediata y que se esfuercen para la puesta en libertad de la periodista de Press TV.

Hashemi, nacida en Estados Unidos, fue detenida sin cargos el domingo a su llegada al Aeropuerto Internacional Saint Louis-Lambert, en la ciudad de San Luis (estado de Misuri). La periodista, quien ha vivido varios años en Irán y se ha convertido al Islam, viajó a EE.UU. para visitar a su hermano que padece cáncer y a otros parientes, que no pudieron ponerse en contacto con ella.

En una conversación telefónica con su familia la noche del martes, Hashemi reveló que recibió un “trato violento y abusivo” en un centro de detención en Washington (la capital estadounidense), sin que se hayan presentado cargos formales en su contra.

La Policía estadounidense la obligó a despojarse de su atuendo islámico a pesar de que las autoridades sabían que ella era musulmana. Se le ha negado además la comida halal (lícita, en la religión islámica), ya que solo se le ofreció carne porcina como comida y ni siquiera pan, lo que solicitó para evitar comer la carne.

El arresto de la presentadora de televisión y documentalista en Press TV, que tiene también la nacionalidad iraní, ha tenido una gran resonancia a nivel internacional. Los medios de comunicación independientes han criticado la censura en Estados Unidos.

Activistas e internautas también han manifestado en redes sociales como Twitter, con las etiquetas #FreeMarziehHashemi y #Pray4MarziehHashemi, su repudio al arresto de la presentadora y el maltrato que ha sufrido, a la vez que exigían al Gobierno estadounidense que la libere de inmediato.

Publicada: jueves, 17 de enero de 2019 17:45


FA.- https://tinyurl.com/y7fawq34