La Coparmex, una de las cúpulas empresariales más importantes del país, dijo que las empresas que la conforman han sufrido afectaciones económicas por la estrategia contra el huachicoleo implementada por el Gobierno federal, entre las que se encuentran pérdidas por hasta mil 250 millones de pesos en Guanajuato, y en Michoacán está en riesgo la distribución de productos agrícolas como el aguacate -utilizado para elaborar guacamole y que en estas fechas se exporta a Estados Unidos porque los aficionados al futbol americano acostumbran comerlo en el Super Bowl-.

Ciudad de México, 10 de enero (SinEmbargo).– La Confederación Patronal de la República Mexicana (Copamex) respaldó la lucha del Gobierno contra el huachicol, pero consideró que la implementación de la estrategia ha resultado dañina para la población y las empresas.

La Coparmex, una de las cúpulas empresariales más importantes del país, exigió al Gobierno las siguientes medidas: no prolongar por más tiempo la distribución de gasolinas a través de pipas; en caso de no contar con el suficiente combustible, importarlo para atender la demanda, y que Pemex proporcione información clara y precisa sobre esta estrategia de combate al robo de hidrocarburos.

Las delegaciones de la Coparmex en los estados de la República hicieron un recuento de las afectaciones económicas que han sufrido por la estrategia contra el huachicoleo, entre las que se encuentran pérdidas por hasta mil 250 millones de pesos en Guanajuato o el riesgo en la distribución de productos agrícolas como el aguacate de Michoacán, fruto utilizado para elaborar guacamole y que en estas fechas se exporta a Estados Unidos porque los aficionados al futbol americano acostumbran comerlo para disfrutar del Super Bowl durante la primera semana de febrero.

“Estamos señalando que la Coparmex felicita los esfuerzos del Gobierno federal para acabar con el robo y distribución de combustible robado. Quedando constancia de ese apoyo y a la decisión política de enfrentar esta problemática, debemos señalar que la implementación de esta estrategia ha resultado dañina para la población y empresas”, explicó Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex en conferencia de prensa.

El presidente de la Coparmex pidió que “nunca más una medida debe ejecutarse sin planeación y sin estrategia y poniendo en riesgo a los ciudadanos. No basta con tener buenas intenciones, hace falta una ejecución que anticipe los peores escenarios”.

“Desde la Coparmex exigimos una decisión de emergencia para enfrentar este fenómeno de tal manera que se pueda restablecer la normalidad del suministro a la brevedad posible”, dijo la Coparmex en un pronunciamiento conjunto de las cámaras locales de los estados de Guanajuato, Michoacán, Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Tamaulipas, Coahuila, Estado de México.

Gustavo de Hoyos señaló que la Coparmex confía en el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero su equipo lo está haciendo quedar muy mal. “Afirmar que no hay desabasto es una mentira. Nuestra exigencia es para que no se oculte la verdad y se resuelva la medida”.

“Vamos a buscar hoy mismo una reunión con el Gobierno federal a través de Alfonso Romo (jefe de Oficina de la Presidencia de la República)”, dijo.

AFECTACIONES EN EMPRESAS DE COPARMEX

El representante de Coparmex León, Jorge Ramírez Hernández, respaldó el combate al huachicoleo, pero dijo que el cierre de los ductos ya está afectando a las empresas y ciudadanos de la entidad, y que si el problema no se atiende podría estallar un conflicto social en la entidad.

Dijo que en tres días se han tenido pérdidas por mil 250 millones de pesos. Y alertó que Petróleos Mexicanos (Pemex) les ha dado información errónea ya que, aparentemente, la refinería localizada en Salamanca no contaría con materia prima para producir los combustibles.

El titular de Coparmex Jalisco, Mauro Garza, pidió claridad al Gobierno federal, ya que la entidad sólo está recibiendo 9 de los 15 millones de litros necesarios para satisfacer la demanda. La zona más afectada es el área metropolitana: sólo recibe el 40 por ciento de lo necesario.

En Michoacán, dijo la representante local, se registran pérdidas por 7 millones de pesos, ya que el 80 por ciento de las gasolineras están cerradas y sólo 10 por ciento brindar todo tipo de combustible.

Mientras en Querétaro, alrededor de 90 gasolineras están cerradas y sólo el 15 por ciento brinda servicio. Las pérdidas registradas ascienden a 155 millones de pesos en sectores como el comercio, logística y transporte.

Raúl González Alonso, presidente de la Coparmex en Aguascalientes, dijo que los empresarios emigran a Aguascalientes para surtirse de combustible y por esa razón ya hay desabasto del 30 por ciento en el estado.

Sobre el Estado de México, la confederación dijo que “el desabasto importante tiene pocos días, hoy despertamos con un desabasto mayor que ronda el 50 por ciento de gasolineras cerradas. Algunos tipos de materias primas no llegarán hoy”.

Por Redacción / Sin Embargo / SinEmbargo / enero 10, 2019.


FA.- https://tinyurl.com/y8ffnpdu 


-