Una segunda reunión entre el presidente electo Andrés Manuel López Obrador y empresarios contratistas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se realizó este lunes.

El encuentro fue de carácter privado y se llevó a cabo en un restaurante de Polanco. Asistieron Antonio Gómez, director de Cicsa, filial de Carso de Carlos Slim; Hipólito Gerard Rivero, cabeza de Grupo GIA+A; Guadalupe Philipps, directora de Grupo ICA; Carlos Hank Rohn, de Grupo Hermes, cuya constructora en el NAIM es La Peninsular; Juan Diego Gutiérrez Cortina, de Epcor; Olegario Vázquez Aldir, de Prodemex, y otras cabezas de constructoras nacionales y trasnacionales con intereses en el proyecto.

En breve encuentro con reporteros, López Obrador dijo que el grupo de contratistas fue muy respetuoso, y aceptaron la decisión asumida en la consulta.

Luego de un primer acercamiento con los directivos de ICA y La Peninsular, el pasado 30 de octubre, en la reunión de esta tarde López Obrador habría pactado con los empresarios que no habrá demandas ante la cancelación del NAIM, y el tipo de indemnizaciones que tendrán tras la decisión del presidente electo anunciada tras de la consulta ciudadana a la que convocó entre el 25 y el 28 de octubre.

El tabasqueño llegó acompañado de su próximo secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y de quien será jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, a quienes se sumó Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) e integrante, como los dos primeros, del equipo que entablaría contacto con los empresarios para resolver la cancelación del proyecto que se desarrolla en el Lago de Texcoco.

También estuvo presente Gerardo Ferrando, anunciado la semana pasada como futuro director del Grupo Aeroportuario Mexicano, entidad pública responsable de los proyectos aeroportuarios.

Fue éste quien confirmó que los asistentes, en un “encuentro amistoso”, aceptaron los términos de la cancelación del proyecto en Texcoco y se declararon dispuestos a seguir trabajando con las entidades gubernamentales.

La oferta del gobierno que entrará en funciones el próximo 1 de diciembre incluyó el compromiso de continuar contratos multianuales que varios de los contratistas tienen en conservación carretera, así como obras que aún no se concluyen y trascenderán la actual administración, según expuso Jiménez Espriú, pues algunos estaban preocupados por otras cancelaciones.

El futuro titular de la SCT fue más allá y aseguró que la decisión del próximo presidente es continuar y concluir todos los proyectos, excepto en el caso del NAIM, como se ha anunciado.

Al salir del encuentro, algunos de los altos directivos empresariales expresaron que mantendrán su apoyo a las decisiones del próximo gobierno y su deseo de seguir asumiendo contratos con la administración por iniciar; de hecho, el propio Jiménez Espriú aseguró que había hablado con Carlos Slim, quien está fuera del país.

Aseguró que Slim, el hombre más acaudalado de México, le dijo que hubiera preferido continuar con el proyecto de Texcoco, pero que respetarán la decisión del futuro gobierno, y se declaró entusiasta de participar en las decisiones que se tomen.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- POR ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA , 5 NOVIEMBRE, 2018


FA.- http://tinyurl.com/ya8afaw6 


-