Miembros de una milicia de EE.UU. se dirigen a la frontera con México para detener a la caravana de migrantes que intenten entrar en el suelo estadounidense.

“Observaremos, informaremos y ofreceremos ayuda en todo lo que podamos”, ha declarado este domingo el presidente del grupo miliciano Minutemen de Texas, Shannon McCauley, al periódico local The Washington Post.

El diario indica que se trata de unos 100 “voluntarios” que, según sus propias palabras, viajan para identificar y repelar cualquier intento de entrar en Estados Unidos.

Afirman, asimismo, que están preparados para “ayudar” en los esfuerzos de Washington destinados a asegurar la frontera con México y frenar la “invasión” que representa la posible llegada de las caravanas de inmigrantes centroamericanos.

McGauley dice que actualmente ya cuentan con más de 200 personas en diferentes puntos de la frontera en Texas y esperan que en las próximas semanas se unan más personas hasta alcanzar unos 1000 “voluntarios”.

Por otro lado, el Ejército de EE.UU. y las agencias fronterizas ya han manifestado su preocupación ante la acción de estos grupos, a los que describen como “milicias no reguladas” dado que no están capacitados legalmente para hacer cumplir la ley.

Además, se sospecha que actúan con material robado de la Guardia Nacional. “Están actuando por su cuenta y riesgo”, reseña el diario estadounidense Newsweek.

Huyendo de la violencia, la extorsión y la pobreza, unos 3000 hondureños salieron de su país el pasado 13 de octubre con destino a EE.UU. El número de los emigrantes aumentó después hasta los 7000 al paso de la caravana por Guatemala y México.

Para bloquear a las caravanas, la Administración norteamericana, presidida por Donald Trump, ha amenazado con detener y deportar a los migrantes que entren en Estados Unidos sin autorización.

Según el Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono), más de 5200 militares vigilarán las fronteras sureñasde Estados Unidos para impedir a la caravana de migrantes centroamericanos que cruce el borde.

Dada la negativa de Trump de permitir que los migrantes entren en EE.UU., varios analistas advierten de que Washington está planeando retomar su polémica práctica de separación de familias y encarcelación de menores.

Publicada: domingo, 4 de noviembre de 2018 22:27

Actualizada: domingo, 4 de noviembre de 2018 23:13


Info de FA.- http://tinyurl.com/ybvhhxon 


-