Cuba y Bolivia condenan el ataque criminal contra el sistema eléctrico de Venezuela y lo consideran una agresión que busca desestabilizar el país bolivariano.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, ha tachado de un “sucio hecho terrorista” el sabotaje del jueves al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) venezolano y ha asegurado que este ataque busca alentar una intervención militar en Venezuela, promovida por el Gobierno de Estados Unidos.

“El sabotaje eléctrico en Venezuela es un sucio hecho terrorista para doblegar la resistencia del pueblo venezolano y alentar la intervención militar. Cuanta perversidad imperial en esa criminal, violatoria e injerencista manera de actuar”, ha escrito este sábado el líder cubano en su cuenta de Twitter.

De la misma manera, el mandatario boliviano, Evo Morales, ha tildado de “cobarde atentado terrorista” el corte masivo del sistema eléctrico que dejó sin luz a Venezuela.

“Condenamos el cobarde atentado terrorista al suministro eléctrico que ha sufrido el pueblo de Venezuela (…)”, ha manifestado el mandatario andino a través de la misma red social.

El líder boliviano también ha condenado las “constantes sanciones injerencistas” de EE.UU. a Venezuela y ha insistido en que los pueblos de América Latina solo “deseamos vivir libres de toda amenaza”.

El jueves, un apagón eléctrico dejó a oscuras 18 de los 24 estados de la nación y provocó fallas en los servicios de telecomunicaciones. Reportan que aún algunas regiones del país siguen sin electricidad.

Este hecho, calificado de criminal y desestabilizador, fue denunciado por el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, como un acto que desenmascaró al senador estadounidense Marco Rubio.

Menos de tres minutos después del atentado, que buscaba crear el malestar en el pueblo venezolano, Rubio daba la noticia en su cuenta de Twitter, lo cual mostró su complicidad en esta nueva agresión para derrocar al líder chavista.

Estados Unidos, tras negar cualquier relación con los cortes de electricidad, achacó el apagón a las políticas del mandatario venezolano. “Ahora no hay electricidad. Luego no habrá Maduro”, amenazó el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, vinculó directamente al senador estadounidense Rubio con lo que describió como “la agresión más brutal contra el pueblo de Venezuela en 200 años”.

Toda esta campaña tiene como objetivo obligar a Maduro a dejar el poder al presidente de la Asamblea Nacional (AN) -en desacato desde 2016-, Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino el pasado 23 de enero. y realizar nuevas elecciones presidenciales, a pesar de que el gobernante chavista se impuso de manera categórica en los comicios de mayo pasado.

Actualizada: domingo, 10 de marzo de 2019 3:46


FA.- https://tinyurl.com/y2f4zpxh