En vísperas de las nuevas sanciones estadounidenses Irán lanzó la venta de los futuros para el suministro de petróleo y en el primer día logró colocar 280.000 barriles de crudo, según la bolsa persa Iran Energy Exchange.

En dichas transacciones, el precio por barril fue de 74,85 dólares, 20% de los cuales fueron pagados con riales iraníes y el resto con divisas extranjeras. En el contexto de las sanciones estadounidenses el sistema de ventas en la bolsa tiene sus ventajas.

Una de ellas, es que los compradores pueden adquirir el crudo a través de intermediarios y no directamente de la Compañía Nacional de Petróleo de Irán. No obstante, este sistema también podría enfrentarse a grandes obstáculos.

El experto londinense en el ámbito de petróleo y gas Manouchehr Takin enumeró a Sputnik algunas de las dificultades que esperan a los compradores de crudo iraní en la bolsa antes de que se les apliquen las sanciones.

La primera de ellas es el hecho de que todos los cargamentos y buques en el golfo Pérsico son rastreados. De acuerdo con el experto, EEUU monitoriza el destino de los buques cisternas que parten de Irán. Ello conlleva a la pregunta: ¿cómo podrán los compradores revender el crudo?

"En caso de que un buque cisterna llegue a la India, Malasia u otro país para descargar el petróleo, EEUU empezará a ejercer presión sobre estos países para que no lo compren bajo la amenaza de las sanciones", explicó el experto.

Takin destacó que China es uno de los importadores del crudo iraní y no teme a las sanciones o amenazas de EEUU. Pero el problema es que existe el peligro de que las sanciones estadounidenses se apliquen no solo a las compañías persas, sino también a los compradores del crudo de Irán.  

Según el economista, otro problema relacionado al petróleo de Irán en la bolsa son los pagos en el contexto de las sanciones estadounidenses contra el sector bancario de Irán.

Según él, hace unos cuatro o cinco años el crudo iraní era objeto de las sanciones de EEUU y debido a ello la deuda petrolera de la India frente a Irán ascendía a los cinco o seis mil millones de dólares.

Pero el país asiático no pudo devolver el dinero a causa de las sanciones y el dinero se asentó en los bancos indios en la divisa nacional. Takin señaló que en aquella ocasión Irán se vio obligado a recibir mercancías indias para cobrar la deuda.

Por lo cual, la cuestión que ahora cabe preguntarse es cómo los compradores de los 280.000 barriles de petróleo podrán exportarlo y cómo pagarán por él.

Este 5 de noviembre entraron en vigor las sanciones de EEUU contra Irán que Washington había levantado en 2015, cuando entró en vigencia el acuerdo conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que establece limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En mayo pasado, Trump anunció la retirada de su país del PAIC, acusando a Teherán de desarrollar en secreto un programa nuclear, pese a que 12 informes consecutivos del Organismo Internacional de Energía Atómica afirmaron lo contrario.

En virtud de las nuevas sanciones se restablecen las restricciones a la compra de petróleo y productos petroquímicos iraníes, así como a las operaciones con puertos y empresas marítimas iraníes y a las transacciones de instituciones financieras con el Banco Central de Irán.

01:30 07.11.2018(actualizada a las 02:07 07.11.2018)


FA.- http://tinyurl.com/ya3dspxc 


-