Rusia advierte de los planes “irresponsables” del uso de la fuerza contra Venezuela y le insta a EE.UU. a renunciar a sus acciones agresivas contra Caracas.

La portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajárova, ha expresado este jueves la preocupación de Moscú por “el tono duro y agresivo” utilizado por el jefe del Comando Sur de EE.UU., Craig Stephen Faller, contra Caracas y ha alertado que “la acción de la fuerza de EE.UU. en Venezuela no es una abstracción, sino una posible realidad que en Washington se admite”.

Por ello, Rusia insta “enérgicamente a los colegas estadounidenses a que abandonen estos planes irresponsables y contrarios al derecho internacional”, ha afirmado la diplomática en una rueda de prensa celebrada en la ciudad de Yalta (suroeste de Rusia).

Zajárova ha criticado que se emiten ultimátums al Gobierno legítimo de Nicolás Maduro y las amenazas públicas de usar la fuerza contra el Estado soberano de Venezuela a pesar de que la complejidad de la situación socioeconómica y humanitaria en el país bolivariano no representa una amenaza para la estabilidad y la seguridad internacionales.

La portavoz ha alertado que los altos representantes de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, han culminado sus amenazas contra el Gobierno venezolano de manera que ahora advierten que Maduro “debe dejar el poder antes de fin de año, y si no se cumple este ultimátum, podrían usar la fuerza”.

“Estados Unidos sigue despreciando deliberadamente el principio de no uso de la fuerza (…) en violación de las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas”, ha reiterado Zajárova.

Entre otras declaraciones, ha señalado también que las sanciones contra Venezuela son otra amenaza para la paz, la estabilidad en la región y la situación internacional. La portavoz  de la Cancillería rusa asimismo se ha referido a las nuevas medidas de castigo de EE.UU. contra Cuba y ha insistido en que Moscú se opone a “cualquier sanción unilateral”.

Venezuela atraviesa jornadas de turbulencia debido a la autoproclamación de Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) de la República Bolivariana —de mayoría opositora y declarada en desacato desde 2016—, como “presidente interino” del país, con el apoyo de EE.UU., pese a que Maduro, elegido legalmente en las urnas, comenzó su segundo mandato el pasado 10 de enero.

Desde entonces, EE.UU. se ha esforzado al máximo para derrocar a Maduro y varias autoridades estadounidenses, entre ellas el propio presidente Trump, el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, defienden la intervención militar como una de las opciones de Washington contra el país caribeño.

Publicada: jueves, 18 de abril de 2019.


FA.- https://tinyurl.com/y3e6qvv2