Descripción del gráfico:

Aunque el siglo XX fuese el de las grandes guerras de nuestro tiempo, el siglo actual, aunque de forma más discreta, también tiene conflictos muy importantes que han arrojado cientos de miles de víctimas.

La mayoría de estos conflictos se han dado en Oriente Próximo, en una época que ha estado marcada por la guerra de Afganistán desde el año 2001 con la invasión de Estados Unidos, la guerra de Irak a partir de 2003 con una nueva invasión norteamericana y todas las consecuencias derivadas de estos hechos, como el surgimiento de grupos armados como Dáesh o la creciente confrontación entre Arabia Saudí e Irán por el control de la región.

Pero también en el África subsahariana sigue habiendo conflictos latentes. El de Kivu, en la República Democrática del Congo, es otra de tantas guerras que afectan a uno de los países más grandes y con más recursos del continente. En la zona saheliana encontramos también el de Boko Haram, que desde el año 2009 ha afectado al norte de Nigeria y parte de Chad.

La mayoría de estas guerras no tienen las características de una guerra convencional. Tienen vaivenes en el tiempo en intensidad, carecen de frentes definidos y en muchos casos se trata de conflictos asimétricos o con fuerzas irregulares —milicias, guerrillas, grupos armados—. No obstante, es la tendencia que se viene observando en cuanto a conflictos contemporáneos.

Pero que se hayan extendido tanto durante el tiempo tiene consecuencias importantes: en muchos casos afectan a países con un nivel de desarrollo muy bajo en los que la guerra ha perpetuado esa situación, cuando no directamente la ha empeorado.

Publicado: 12 diciembre, 2018.


FA.-  https://tinyurl.com/yacavl94


-