El comienzo de las maniobras anuales en el Mediterráneo marca el final de la época de colapso y estancamiento de la Armada de Rusia, opina el general de brigada ruso en reserva, Vladímir Bogatiriov.

Así, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, informó en una videoconferencia que las maniobras Escudo Oceánico llevadas a cabo a principios de septiembre, se efectuarán cada año.

Fueron los primeros ejercicios conjuntos de la Armada y de las Fuerzas Aeroespaciales en el mar Mediterráneo con la participación de 26 buques de guerra, dos submarinos y una multitud de aeronaves.

El ministro castrense también informó que se formará en el Mediterráneo una gran agrupación naval capaz de solucionar un amplio espectro de misiones.

Esto es una señal de que la Armada rusa está resurgiendo, opina para Sputnik el general ruso en reserva Vladímir Bogatiriov. De acuerdo con él, en la actualidad, Rusia está concentrando sus esfuerzos en los teatros bélicos marítimos y oceánicos.

"Las Fuerzas Armadas, la Armada de Rusia, está saliendo a los océanos. En el Mediterráneo está nuestra escuadra que ejecuta misiones operativas, presta apoyo a la Fuerzas Aeroespaciales de Rusia que trabajan en Siria, y proporciona el tránsito de cargamentos, etc.", dijo el alto mando militar.

Con ello, Bogatiriov destacó que estas maniobras no son algo especial desde el punto de vista de la oposición de los Estados miembros de la OTAN en la región.

Pero puesto que estos países tomaron la decisión de mantener de una manera permanente sus agrupaciones navales en el Mediterráneo, "obviamente las Fuerzas Armadas de Rusia también estarán allí", explicó el militar.

El general añadió que dichas Fuerzas Armadas llevarán a cabo maniobras militares y en caso de que sea necesario las emplearán, "puesto que a día de hoy las capacidades de la Armada de Rusia permiten hacerlo", concluyó.

21:36 02.11.2018


Info de FA.- http://tinyurl.com/yda3lspn 


-