Piratas informáticos de EE.UU. ayudaron a los EAU a espiar a un presentador de la BBC, al director de Al Jazeera y a otras personalidades de los medios árabes.

El espionaje contra varias personalidades de la prensa árabe, incluyendo intervenciones de los teléfonos celulares de 10 periodistas, se produjo durante el auge de las tensiones entre los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y sus aliados contra Catar en 2017, que culminaron en la ruptura de los lazos de estos países con Catar en junio del mismo año, informó el lunes la agencia de noticias británica Reuters.

Los operativos estadounidenses —que incluyen al menos a 9 exempleados de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) y del Ejército de EE.UU.— trabajaron para el proyecto Project Raven (Proyecto Cuervo, en inglés): un programa encubierto de inteligencia emiratí que espió a disidentes, militantes, oponentes políticos de la monarquía de los EAU, activistas británicos y periodistas estadounidenses.

El informe desvela cómo los exoficiales de inteligencia de EE.UU. se han convertido en actores claves en las guerras cibernéticas de otros países.

Los EAU y sus aliados, Arabia Saudí y Egipto acusaron en 2017 a Catar de desestabilizar la región del Oriente Medio con su apoyo a grupos y medios opositores a estos Estados árabes. Las autoridades emiratíes exigieron que Catar cerrara la cadena Al Jazeera, cortara su apoyo financiero a otros medios opositores y reprimiera a los Hermanos Musulmanes (HHMM).

Catar, que niega tajantemente cualquier apoyo al terrorismo, ha anunciado una y otra vez su disposición a solventar la disputa con sus vecinos árabes por medio del diálogo, pero la crisis sigue su curso pese a los esfuerzos de algunos mediadores.

Actualizada: miércoles, 3 de abril de 2019 1:09


FA.- https://tinyurl.com/y6erdqrx